Ús de cookies
Aquesta web fa servir cookies. Si continua navegant, entendrem que les accepta.
Pots obtenir més informació aquí.

ACCEPTAR

 
> 2019 > 2018 > 2017 > 2016 > 2015 > 2014 > 2013 > 2012 > 2011

Experiència d'estiu: CAMP DE TREBALL - HOSPITALÀRIES

Data: 30 / juliol / 2012

Joves realitzen un camp de treball amb les Hospitalàries a Sant Boi de Llobregat

En este mes de julio hemos tenido en nuestro centro Benito Menni de Sant Boi dos Campos de Trabajo, en el primero hubo un grupo de 17 jóvenes y en el segundo uno de 10
Como siempre que termina un campo de Trabajo y tras leer las aportaciones de los jóvenes, me siento satisfecha y convencida del servicio que realizamos, favoreciendo y llevando a cabo esta experiencia. Principalmente para los jóvenes, es una oportunidad única, para que desde el contacto directo con los pacientes puedan experimentar cosas como la que ellos mismo refieren en sus aportaciones. La verdad que verlos llegar, con inquietudes y temores y ver como avanzando el campo, como van abriéndose a la experiencia y sacando lo mejor de ellos para acoger y servir a los residentes, me llena y de sobra justifica el tiempo dedicado a la preparación de la experiencia y el cansancio cuando se acaba.

Y por último quiero agradecerle al Señor su presencia estos días, he sentido que Él ha estado en medio de nosotros. El primer día, yo les digo a los grupos, que si ellos son 10 y yo 11, los participantes somos 12, por que Jesús es uno más del grupo, para mi es importante que desde el primer momento, tengan presente donde están, es verdad que la mayoría de los jóvenes que vienen, su experiencia religiosa es muy superficial, y algunos nula, pero estoy convencida, que no hemos de renunciar a nuestra identidad, y de sembrar, confió que el Señor actúa y actuara en ellos.

He pensado que más que lo que yo pueda decir es mejor escucharles a ellos

“Llegue el 16 de julio bastante dudosa y con la incertidumbre de cómo seria esta experiencia. Al principio pensé que seria ayudar a personas con discapacidad, ser sus manos y piernas por unos días, pero no ha sido así. De hecho me llevo más de reflexión, de fuerzas, de motivación, de fe, de ganas de vivir. Me he dado cuenta de lo valiosa que es la vida, de que tenemos que aprovecharla, vivirla, dar nuestro tiempo, ser generosos, transmitir energía y agradecer a Dios la vida.
Por todo esto, gracias, gracias por las oraciones, por tratarnos tan bien. Gracias por las educadoras Marta y Nuria, por el personal, por las Hermanas Hospitalarias y en especial a ti sor ana. Un fuerte abrazo”
Edurne (monitora)

“Lo primero de todo quería decirte que estar aquí ha sido algo impresionante. La concepción que tenia de un “psiquiátrico” ha cambiado muchísimo. Para mi era algo extraño, incluso lo asociaba algo peligroso. Y ahora me río de mi misma ¿Trini, Pepita o Dolores, peligrosas? Es por culpa de la ignorancia, y me alegro de ser un poco menos ignorante ahora. Creo que es una suerte que nos hayáis dejado hacer esto, y que sea posible.
Por otro lado, me he quedado con muy buena sensación en cuanto el trato que reciben los paciente, yo pensé que seria más frío, sin embargo les dais montón de cariño y esto esta muy bien. Os felicito y os animo a seguir así de cariñosas y amables.
Además quiero que sepas que este lugar es increíble, llegue siendo de una manera y ahora me voy siendo 30000 veces más cariñosa, amable y paciente.
Gracias por tu labor, y que sigas así de agradable y sana

Mis mejores deseos y cariño para ti, hermanas, personal y para los pacientes”

Laura
“Vine a este lugar pensando en ayudar a personas con enfermedad mental, con un poco de miedo por lo que pudiera pasar, tenia una imagen completamente diferente de estas personas. Pero cuando estaba con ellas me hacían sentirme bien, me sentía querida, sentía que me necesitaban y a la vez yo a ellas. Pero me llevo más de lo que he dado, de esto estoy completamente segura. He aprendido más de estas personas que de cualquier persona normal. La fortaleza que tienen y la alegría que tienen día a día.
Ahora me voy de aquí con muchas sensaciones, de alegría y de felicidad por lo llena que estoy de amor, aunque me da mucha pena irme y ver que ellos se quedan aquí, entonces me doy cuenta de la suerte que tengo, de mi salud y que no lo agradezco suficiente. Me voy pero me llevo todo esto conmigo y se que esta experiencia me ha hecho mejor persona. Me encantaría volver aquí con estas personas porque me alegran el corazón”
Leyre



 Envia