El pasado martes 3 de octubre, en la Casa de la Iglesia, tuvo lugar un encuentro de inicio de curso de presbíteros que acompañan realidades de pastoral con jóvenes. Este encuentro lo convocó el obispo Agustí, y, también, el nuevo delegado de Pastoral de Juventud, Mn. Josep Sellarés.

Los motivos del encuentro fue tener una primera toma de contacto con las realidades que se viven en las parroquias de nuestro obispado. Los presbíteros que asistieron dieron su testimonio en cuanto a la experiencia de cada uno con los jóvenes de su parroquia. Además, también se compartió la propuesta de trabajo de la delegación con los próximos pasos a seguir, y el de ofrecerse por cualquier cuestión referente al propio ámbito de la delegación.

Al finalizar el encuentro, quedaban claras tres preguntas dirigidas directamente a los presbíteros: ¿Qué soñamos por nuestros jóvenes? ¿Qué pedimos a la delegación? ¿Qué podemos ofrecer a la delegación y cómo podemos colaborar? Las preguntas y el encuentro respondían a la voluntad de poder trabajar juntos, como en Poble, por los jóvenes de la diócesis de Sant Feliu de Llobregat.

Seguidamente, el nuevo delegado presentó una propuesta austera de calendario de actividades y objetivos de la delegación, de la que predominaba la voluntad de configurar un nuevo equipo que sea representativo de todas las sensibilidades y arciprestados de nuestro territorio, y empezar a trabajar ahí. Por su parte, Mn. Josep Sellarés, agradeció todo el trabajo realizado hasta ahora y cerró su intervención con el deseo que debemos vivir y trabajar el presente para soñar en un futuro.

Et recomanem