Ayer lunes día 10 de enero de 2022 empezó la visita ad limina apostolorum que realizan los obispos de las diócesis con sede en Cataluña y de la Provincia eclesiástica de Valencia, que incluye los obispos de las Islas Baleares.

La primera jornada empezó con la celebración de la misa en el altar de la Tumba de San Pedro, presidida por el cardenal Omella, arzobispo de Barcelona.

Durante la mañana, los prelados mantuvieron el encuentro con el Pontificio Consejo para la promoción de la nueva evangelización, presidido por Mons. Rino Fisichella. El término “nueva evangelización” fue popularizado por el papa Juan Pablo II en referencia a los esfuerzos por despertar la fe en las zonas tradicionalmente cristianas del mundo, especialmente de Europa, el primer lugar «evangelizado», o convertido al cristianismo, hace muchos siglos, pero que ahora de encuentra en necesidad de una «nueva evangelización». En la reunión se trataron temas como la catequesis de adultos, las dificultades de las catequesis en la Primera Comunión y también de la confirmación, los ministros de la misericordia, etc. También se habló de la cultura actual y a continuación los obispos pudieron compartir un turno de preguntas y un tiempo de diálogo con Mons. Rino Fisichella.

Hoy, martes 11 de enero, los obispos han celebrado la misa en la Basílica de San Juan de Letrán, presidida por el arzobispo de Tarragona, Joan Planellas Barnosell. La mañana de hoy es especialmente intensa: en el programa están previstas la reuniones con la Congregación para los obispos y la Congregación para la doctrina de la fe. Por la tarde se realizará la visita a la Secretaría de Estado.