Del 4 al 7 de julio, los delegados de familia y vida se reunieron para trabajar el tema de la vida humana a la luz de la declaración del papa francisco DIGNITAS INFINITA.

Estuvieron, prácticamente, los delegados de todas las diócesis del Estado. Los puntos clave a tratar fueron: La urgencia de una pastoral de la vida humana, el cuidado clave en la pastoral de la vida humana y la pastoral al final de la vida. También se presentaron testigos por parte de algunas entidades que trabajan en favor de la vida. Por último, se presentaron de forma oficial los itinerarios catecumenales para la vida matrimonial. Este año será experimental para tener los definitivos el próximo año. Todo en un clima de armonía y hermandad y con la presencia de varios obispos, presbíteros y diáconos.

Os recomendamos