Del 18 al 25 de enero se celebra la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos con el lema «Permaneced en mi amor y daréis fruto en abundancia», que hace referencia a Jn 15, 5-9.

En el marco de la pandemia que vivimos, las iniciativas de oración y visualización de la Semana se han de adaptar a las circunstancias, utilizando canales digitales. Destacamos estas iniciativas:

  • Tomando el pulso al ecumenismo. Serie de siete clips-entrevistas a cristiano de diferentes confesiones que se podrán visualizar en el  canal YouTube del Bisbat de Sant Feliu de Llobregat, de manera sucesiva, a lo largo de la Semana de Oración.
  • Oración ecuménica telemática. 22 de enero, a las 19h. Al no poder garantizar la modalidad presencial de este acto que se celebraba en la catedral, se ha optado por la opción telemática. Más adelante se comunicará el enlace para poder participar.

Cada año, la dimensión ecuménica de la vida cristiana brilla con fuerza durante este octavario de oración, pero podríamos preguntarnos: ¿Y eso basta? Ciertamente, no. Una semana al año no es la cuota de actividad ecuménica de nuestra vida cristiana, al lado de otras porciones de tiempo que podemos destinar a otros ámbitos de la fe: el culto, como por ejemplo las misas u otros sacramentos; acciones concretas de caridad; formación catequética o de profundización; pastoral juvenil, etc. El ecumenismo es transversal y consustancial al ser cristiano:

  • “La búsqueda de la unidad de los cristianos no es un hecho facultativo o de oportunidad, sino una exigencia que nace de la misma naturaleza de la comunidad cristiana” (Ut Unum Sint, 49).
  • “El compromiso por restablecer la unidad corresponde a la Iglesia entera y afecta tanto a los fieles como a los pastores, a cada cual según su propia condición, ya sea en la vida cristiana diaria, ya sea en las investigaciones teológicas e históricas” (Unitatis Redintegratio, 5)

Para que la “mirada” interconfesional no quede restringida solo a una semana, hace falta introducir un mensaje gozoso de esperanza que contenga el diálogo ecuménico en las predicaciones y la catequesis, fomentar espacios de encuentro interconfesional a lo largo de todo el curso, y apartar todo fanatismo que pretenda un afán de proselitismo. Y como ayuda para realizar todo eso, se nos recuerda que los materiales de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos son un valor que se pueden ir desarrollando a lo largo de todo el año.

En este 2021, los materiales han sido preparados por la Comunitat Monástica de Grandchamp, conocida también como “las señoras de Morges”. Se trata de una comunidad monástica de hermanas que hoy en día cuenta con una cincuentena de miembros, de diferentes edades, tradiciones, países y continentes. En su diversidad las hermanas son una parábola viva de comunión y se mantienen fieles a la vida de oración, a la vida de comunidad y a la hospitalidad.