El documento de voluntades anticipadas o testamento vital es esencial para dejar constancia de manera anticipada de nuestra voluntad de aceptar o rechazar determinados tratamientos médicos y para evitar el atropello a la dignidad y a la libertad de la propia personas incapacitada. Es una ayuda para humanizar el proceso del final de la vida.

Para difundir este instrumento, las diez diócesis con sede en Cataluña publican en sus respectivos Fulls Dominicals un especial informativo que pone el foco sobre el testamento vital, poniéndolo en relación con la aplicación de la eutanasia.