El vídeo del Papa  – enero 2023

Intención de oración del papa en este mes de enero.

Por los educadores.

“Quiero proponer a los educadores que añadan un nuevo contenido en la enseñanza: la fraternidad. La educación es un acto de amor que ilumina el camino para que recuperemos el sentido de la fraternidad, para que no ignoremos a los más vulnerables. El educador es un testigo que no entrega sus conocimientos mentales, sino sus convicciones, su compromiso con la vida. Uno que sabe manejar bien los tres lenguajes: el de la cabeza, el del corazón y el de las manos, armonizados. Y de ahí la alegría de comunicar. Y ellos serán escuchados mucho más atentamente y serán creadores de comunidad. ¿Por qué? Porque están sembrando este testimonio. Oremos para que los educadores sean testigos creíbles, enseñando la fraternidad en lugar de la confrontación y ayudando especialmente a los jóvenes más vulnerables”.

«Un momento de alegría» 

El Papa recibió a los seminaristas de Barcelona y Sant Feliu de Llobregat el 10 diciembre en la Sala de los Papas. Fue un momento muy esperado y también pedido: «Sé que habéis deseado mucho este encuentro y habéis pedido a vuestro arzobispo, con insistencia, poder estar aquí. Veis, la oración perseverante da sus frutos, no lo olvidéis nunca.»

Estas palabras aparecen en el texto del discurso que el papa Francisco tenía preparado y que entregó a los asistentes para leer en otro momento. Durante la hora que duró la audiencia, el papa contestó a las seis preguntas que le hicieron los seminaristas de las diferentes etapas formativas, poniendo énfasis en vivir la vida sacerdotal con radicalidad evangélica y ser testigos de Dios en medio de la sociedad.

Este día de encuentro con el Papa quedará en la memoria y en el corazón de todos los presentes, un momento alegre y sencillo, en el que tampoco faltaron los regalos. Los seminaristas de Sant Feliu de Llobregat llevaron uno especial: cava Llopart de Subirats, concretamente una botella de «Llopart Leopardi», es decir, un brut nature de 60 meses de crianza, elaborado en honor a Bernardus Leopardi, el primer viticultor de la familia.

Los tres seminaristas de Sant Feliu que pudieron asistir a la audiencia con el papa Francisco han querido compartir sus impresiones sobre este especial encuentro.

El diácono Manuel Rodríguez lo define como «un momento de alegría poder escuchar, saludar y hablar con el Santo Padre». El también diácono Josep Sellarés, destaca la «muy buena experiencia. Hemos podido reconocer al Papa como pastor de la Iglesia a lo largo de su discurso. (…) Proximidad y alegría serían las dos grandes actitudes que se han visto del papa a lo largo de nuestro encuentro.»

Juan Eusebio Brea hace referencia a la parte del discurso en que el papa insiste en ser pastores y no funcionarios… «tenemos que ser cercanos, que la gente se sienta comprendida por nosotros. Hacer nuestros sus problemas, sus preocupaciones.»

«Intrépidos predicadores del Evangelio»

Es el deseo que el papa Francisco formuló en el discurso preparado para la comunidad del Seminario Conciliar de Barcelona: «No dejéis nunca de gustar y rememorar ese amor de predilección que se derrama y se derramará abundantemente en vuestro corazón, en vuestra ordenación y en el resto de vuestros días. No apaguéis nunca este fuego que os hará intrépidos predicadores del Evangelio, dispensadores de los tesoros divinos».

Entre otras referencias, el Papa menciona en su discurso «un librito de un obispo santo de vuestra tierra, san Manuel González, que desgrana en un rosario sacerdotal lo bueno y lo malo que nos cuestiona, haciendo de ello una oración que, por intercesión de nuestra Madre Inmaculada, presentamos a Dios».

También les ha recordado que la primera obligación de los seminaristas cuando sea sacerdotes, será «una vida de oración que nazca del agradecimiento»; sobre la oración, ha pedido confrontarla con «las actitudes de la Virgen» e hizo un breve recorrido por los misterios del rosario. Para finalizar: «Estimados seminaristas, tomen pues vuestro rosario, y pidan a María, Reina y Madre de la Misericordia, que os ayude a desvelar los misterios del sacerdocio al que Dios os llama, contemplando los misterios de su Hijo, acatando que el gozo del seguimiento y la perfecta identificación en la cruz son el único camino para la gloria. Que Dios os bendiga.»

Texto completo del discurso

El video del papa – diciembre 2022

Intención de oración del papa en este mes de diciembre: Por las organizaciones de voluntariado.

“El mundo necesita voluntarios y organizaciones que quieran comprometerse con el bien común. Sí, es la palabra que hoy muchos quieren borrar: ‘compromiso’. Y el mundo necesita voluntarios que se comprometan por el bien común. Ser voluntario solidario es una opción que nos hace libres; nos hace abiertos a las necesidades del otro; a las demandas de justicia, a la defensa de los pobres, al cuidado de la creación. Es ser artesanos de misericordia: con las manos, con los ojos, con el oído atento, con la cercanía. Y ser voluntario es trabajar con la gente a la que uno sirve. No solo para la gente, sino con la gente. Trabajar con la gente. La labor de las organizaciones de voluntariado es mucho más eficaz cuando colaboran entre sí y también con los Estados. Al trabajar coordinados, por pocos que sean sus recursos, dan lo mejor de sí y hacen realidad el milagro de la multiplicación de la esperanza. ¡Necesitamos tanto multiplicar la esperanza! Recemos para que las organizaciones de voluntariado y de promoción humana encuentren personas que estén deseosas de comprometerse con el bien común y buscar nuevas vías de colaboración a nivel internacional”.

El Seminario con el papa Francisco

Los seminaristas y formadores del Seminari Conciliar de Barcelona viajarán estos días a Roma. El motivo principal, además de por crecer efectiva y afectivamente en la comunión con la Iglesia universal, es el de la audiencia privada con el papa Francisco, fijada para el 10 de diciembre.

Los seminaristas preparan con ilusión esta visita y también las preguntas que harán al Papa, una por cada etapa formativa del seminario.

Irán acompañados por el obispo auxiliar de Barcelona, ​​Javier Vilanova. Nuestro obispo Agustí Cortés, el cardenal Joan Josep Omella y el obispo auxiliar de Barcelona, ​​Sergi Gordo, no participarán en la audiencia pontificia, ya que estarán en la toma de posesión del nuevo arzobispo de Valencia, Enrique Benavent.

«María se levantó y partió sin demora»

Coincidiendo con la solemnidad de Cristo Rey, el domingo 20 de noviembre se celebra la Jornada Mundial de la Juventud a nivel diocesano. Los miembros del equipo de SantfeliuJove, es decir, de la Delegació diocesana de Pastoral de Joventut, y los responsables de las diversas parroquias y arciprestazgos se encuentran el domingo para enfocar esta misión de acompañamiento a los jóvenes y adolescentes, en un curso que tiene en el horizonte la próxima JMJ en Lisboa, el mes de agosto 2023.

El mensaje del papa Francisco para la celebración de hoy es, de hecho, el último paso del camino que venimos recorriendo desde la JMJ de Panamá. Comienza así: «En el tramo que aún nos queda antes de llegar a Lisboa, caminaremos junto a la Virgen de Nazaret que, inmediatamente después de la anunciación, «se levantó y partió sin demora» (Lc 1,39) para ir a ayudar a su prima Isabel».

También en los años anteriores, las temáticas de las Jornadas Mundiales de la Juventud a nivel diocesano tomaban título de citas bíblicas con el verbo común de «levantarse», una expresión que adquiere también el significado de «resurgir», «despertar en la vida». Toda una invitación, en este tiempo de post-pandemia, a retomar la esperanza, el compromiso, el fervor de la vida en Cristo, y además, de la mano de María, la Madre de Dios.

«Compartir lo poco que tenemos con quienes no tienen nada»  

Este domingo 13 de noviembre celebramos la VI Jornada Mundial de los Pobres, que impulsó el papa Francisco hace seis años, durante la conclusión del Año de la Misericordia y cuando se celebraba el Jubileo dedicado a las personas marginadas. La jornada tiene como objetivo ayudarnos a reflexionar sobre cómo afectan a la vida de nuestros hermanos más pobres, nuestro estilo de vida, aquellas decisiones y gestos que realizamos en el día a día. 

Bajo el lema Jesucristo se hizo pobre por vosotros, Francisco lanza un llamamiento a la solidaridad en medio de un mundo herido por la violencia y la guerra. Ante los millones de refugiados de los diferentes conflictos en Oriente Medio, África Central y ahora Ucrania, el Santo Padre invita a «compartir lo poco que tenemos con quienes no tienen nada, para que ninguno sufra». 

Francisco nos recuerda en esta VI Jornada Mundial que hay que «hacer un esfuerzo para que a nadie le falte lo necesario. (…) No es el activismo el que salva, sino la atención sincera y generosa que permite acercarse a un pobre como a un hermano que tiende la mano para que yo me despierte de la letargia en la que he caído». También nos recuerda que la caridad «no es una obligación sino un signo del amor, tal como lo ha testimoniado el propio Jesús», y «la generosidad hacia los pobres encuentra su motivación más fuerte en la elección del Hijo de Dios que quiso hacerse pobre Él mismo.  

La Conferencia Episcopal Española y Cáritas han preparado diversos materiales para su utilización por parte de todas las Diócesis, parroquias, comunidades, movimientos, asociaciones e instituciones de la Iglesia. 

Continuamos en modo Sínodo

Tras la celebración sinodal que vivimos en septiembre en la Sagrada Familia, el Sínodo sobre la sinodalidad continúa en su fase continental.

Del 21 de septiembre al 2 de octubre se reunieron alrededor de 50 participantes de todo el mundo en Frascati (Italia) con el objetivo de escuchar, dialogar y discernir a partir de las síntesis sinodales elaboradas en la consulta del Pueblo de Dios. El material con que contaban demostraba una respuesta sin precedentes de las iglesias locales: 112 síntesis de las conferencias episcopales (de un total de 114), también de las de las iglesias católicas orientales, congregaciones religiosas, asociaciones y movimientos eclesiales, dicasterios vaticanos y otras contribuciones individuales recibidas en la Secretaría General del Sínodo. Con todo ello, redactaron el documento que se ofrecerá para el discernimiento del Pueblo de Dios en la segunda etapa del proceso sinodal.

Y coincidiendo con esta nueva fase, en el Ángelus del 26 de octubre el Papa Francisco anunció novedades en torno al desarrollo de la próxima XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos. Se celebrará en dos sesiones con un año de diferencia entre ambas: la primera, del 4 al 9 de octubre de 2023; y la segunda, en octubre de 2024. Esta decisión nace del deseo de que el tema de la Iglesia sinodal, por su amplitud e importancia, sea objeto de un prolongado discernimiento no sólo por parte de los miembros de la Asamblea Sinodal, sino de toda la Iglesia. Y es que el Sínodo no es un acontecimiento, sino un proceso, en el que todo el Pueblo de Dios está llamado a caminar juntos hacia lo que el Espíritu Santo le ayuda a discernir como voluntad del Señor para su Iglesia.

El vídeo del papa – abril 2022

Captura de pantalla 2022-04-06 095711

Esta es la intención de oración del papa Francisco, en este mes de abril:  

Por el personal sanitario 

Recemos este mes por el personal sanitario. La pandemia nos ha mostrado la entrega, la generosidad del personal sanitario, voluntarios, trabajadores y trabajadoras de la salud, sacerdotes, religiosos, religiosas. Pero esta pandemia también ha puesto en evidencia que no todos tienen acceso a un buen sistema sanitario público. Los países más pobres, los países más vulnerables no pueden acceder a los tratamientos, necesarios para atender tantas y tantas enfermedades que siguen sufriendo. Muchas veces, esto se debe a una mala administración de los recursos y a la falta de un compromiso político serio. Por eso quiero pedir a los gobiernos de todos los países del mundo que no olviden que un buen servicio sanitario, accesible a todos, es una prioridad. Pero también quiero recordar que el servicio sanitario no es solo una organización, si no están los hombres y mujeres que dedican su vida a cuidar de la salud del otro. Y que han dado, durante esta pandemia, la vida por ayudar a recuperarse a tantos enfermos. Recemos para que el compromiso del personal sanitario de atender a los enfermos y a los ancianos, especialmente en los países más pobres, sea apoyado por los gobiernos y las comunidades locales.