En camino hacia el diaconado

En la Parroquia de Sant Joan, de Vilanova y la Geltrú, se vivió el pasado domingo 25 de junio un momento especial para la Iglesia diocesana y universal: seis candidatos al diaconado permanente dieron un paso más en su camino hacia la ordenación.

Fueron admitidos a las órdenes Raul Juste (Sant Feliu de Llobregat) y Miguel-Humberto Prada (Vilanova y la Geltrú). En cambio, Santiago-Bonifacio Collantes (Sant Andreu de la Barca), Francisco-José González (Viladecans), Antonio-José Herrera (Gavà) y Felip Solé (Mediona), recibieron el ministerio del acolitado. Los confiamos a la oración de la Iglesia y damos gracias a Dios por la respuesta a la llamada.

Los diáconos, en comunión con el obispo y sus presbíteros, están al servicio del Pueblo de Dios en el ministerio de la liturgia, de la Palabra y de la caridad. Actualmente en la diócesis de Sant Feliu de Llobregat hay 19 diáconos permanentes.

Ayudar y servir, esencia del diaconado

Manuel Arnedo y Toni Oia recibieron el ministerio ordenado, en la opción del diaconado, el pasado 14 de mayo en la catedral de Sant Llorenç, de manos del obispo Agustín. Motivo de alegría para ellos y para todo el Pueblo de Dios, por estas dos llamadas de Dios que han recibido un SÍ por respuesta. Hemos conversado con los dos protagonistas sobre su camino vocacional y el futuro inmediato, para poder conocerlos un poco más.

¿Cómo te has sentido atraído por esta vocación de la Iglesia? ¿Qué es lo que más te ha cautivado del diaconado?

Manuel: Vengo de una fe heredada de mi madre, que he mantenido en estrecha relación con la parroquia, siendo cada vez más intensa. Ayudar a los demás era algo que me hacía feliz, recibía más que daba y, con el deseo de hacer esto establemente y con la ayuda y el acompañamiento de diversos párrocos que he conocido, empecé la formación en el seminario y, después de siete años de preparación, he recibido la ordenación diaconal de manos del obispo Agustín. Lo que más me atrae de este camino es darme a los que me necesitan, hablarles del amor de Dios y ser feliz haciendo todo esto.  

Toni: Mi vocación nació a partir de unos ejercicios espirituales en la Cova de Sant Ignasi (Manresa), allí sentí «la llamada». Esta llamada ha fundamentado mi vida hacia un camino vocacional que ha ido tomando forma progresivamente, con la ayuda de un padre jesuita. El discernimiento de la vocación creo que durará toda mi vida, ya que entiendo que la vocación de cada uno es un camino que se realiza poco a poco. Del diaconado, lo que más me atrae es la vertiente del servicio: es el punto crucial del diaconado. Ser servidor de Cristo, de su Iglesia y del Pueblo de Dios, Es lo que nace en mi, ayudar y servir. Por otra parte, también el diaconado, quizá, ofrece más margen de maniobra que otros ministerios y, además, permite combinar una carrera profesional dentro del ámbito civil.

¿Dónde desarrollaréis a partir de ahora vuestro servicio como diáconos?

Manuel: Estoy adscrito a las parroquias de Cervelló y Vallirana, donde ayudo al párroco en todo lo que convenga. También soy catequista para los niños que se preparan a la primera comunión y me encargo de la pastoral de la salud en la parroquia de Cervelló.

Toni: Iré combinando el servicio en las parroquias donde estoy adscrito, Sant Pere Apòstol y Sant Antoni Maria Claret, de Sant Boi de Llobregat, así como la coordinación de Cáritas Sant Boi y todo lo que pueda hacer dentro del arciprestazgo. Tengo especial predilección por la preparación de adultos en la iniciación cristiana y el acompañamiento espiritual.

A derecha e izquierda del obispo Agustín, Manuel Arnedo y Toni Oia. (Foto Marc Garrido)

Se ordenan dos nuevos diáconos

Es una alegría para nuestra diócesis dar la bienvenida como diáconos permanentes a Toni Oia Gómez , de Sant Boi de Llobregat, y a Manuel Arnedo Bravo, de Cervelló. Recibirán la ordenación de manos del obispo Agustín el próximo domingo 14 de mayo a les 18h. en la Catedral de Sant Llorenç.

Toni y Manel llegan a esta etapa final después de un recorrido formativo y otros momentos significativos en el camino, como la admisión a órdenes y los ministerios del lectorado y acolitado. El sábado 22 de abril realizaron el último encuentro de formación de aspirantes y candidatos al diaconado de la Provincia Eclesiástica de Barcelona y durante la misma, los dos realizaron la profesión de fe y el juramento de fidelidad, ritos previos a la ordenación.

Recordando la cita evangélica que ellos han escogido para invitar a su ordenación, deseamos que les sirva de luz en su camino y que puedan encarnarla en sus vidas: “…igual que el Hijo del hombre no ha venido a ser servido sino a servir y a dar su vida en rescate por muchos”. (Mt 20,28).

En el programa Sense Distància de Ràdio Estel, en el día de ayer miércoles, el periodista Ignasi Miranda entrevista a los futuros diáconos. Podéis escucharlo en este enlace.