Más de un millar de personas se han reunido hoy en la Catedral de Barcelona, en la misa funeral de corpore in sepulto del obispo auxiliar Mons. Antoni Vadell i Ferrer, fallecido el pasado sábado, 12 de febrero. La celebración eucarística ha sido presidida por el cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona, y concelebrada por los obispos auxiliares de Barcelona, Mons. Sergi Gordo y Mons. Javier Vilanova, así como por una veintena de obispos, entre los cuales el obispo Agustín Cortés y otros obispos de las diócesis catalanas y de la CEE, así como los abades de Montserrat y Poblet, además de un gran número de sacerdotes.

Durante la homilía, el cardenal Omella ha dicho que «el obispo Toni unió su dolor al de Cristo y puso en sus manos su vida y todo su ser», ha tenido muy presente en todo momento a la madre del obispo Toni, Antonia, a su hermano JOan y a la resta de familiares, así como «las personas que le han atendido con tanta entrega en este tiempo de enfermedad». También ha destacado la devoción de Mons. Toni Vadell por la Virgen de Lluc. Finalmente, ha expresado que «el arzobispo, los obispos auxiliares y toda la Archidiócesis llora, porque perdemos una «gran columna», y yo, personalmente, pierdo no solo una gran ayuda en mi ministerio pastoral, sino sobre todo, un hermano pequeño al que quiero de corazón».

El obispo auxiliar de Barcelona Mons. Sergi Gordo ha dado el pésame a la archidiócesis en nombre del papa Francisco a través de un comunicado de la Santa Sede.

Posteriormente, el diácono de la Archidiócesis de Barcelona Ramon Ollé ha dirigido un agradecimiento en nombre de la familia, en el que ha dicho que el obispo Vadell generaba atracción «con humildad y discreción». Ha recuperado una expresión que el obispo Toni pronunció ante los catequistas de Cataluña y Baleares: «Tenemos que perder el miedo a decir que somos unos enamorados del Cristo» y ha hablado también del testimonio que el obispo Vadell ha dado en esta última etapa de enfermedad.

Mañana martes 15 de febrero, a las 17h, se celebrará el funeral de corpore in sepulto en la Catedral de Mallorca, que será retransmitido en directo por YouTube, y, posteriormente, el féretro será trasladado al Santuario de Nuestra Señora de Gracia, en Llucmajor, Mallorca, donde recibirá sepultura en un acto familiar y privado.

En la Diócesis de Sant Feliu de Llobregat se tiene un muy buen recuerdo del obispo Toni Vadell,  sea por la estrecha vinculación con la Archidiócesis de Barcelona, al formar parte de la misma Provincia Eclesiástica, sea por su acción pastoral en el terreno de la catequesis, que le llevó, sin ir más lejos, el pasado mes de noviembre al santuario de Montserrat, durante las XIII Jornadas de Formación para Catequistas. También recordamos cuando, en el año 2017, por indisposición del obispo Agustín Cortés, fue él quien presidió la ordenación diaconal de Mn. Rafael Galofré, DP, en la Parroquia de San Vicente Mártir, de Sant Vicenç dels Horts.

Os recomendamos