El papa Francisco ha convocado un Sínodo de obispos para el año 2023. Pero antes de la reunión en Roma de los obispos representantes, quiere que en cada Iglesia local haya una etapa previa de preparación y consulta al Pueblo de Dios. Ésta empieza el próximmo domingo, 17 de octubre, en cada diócesis. En el Obispado de Sant Feliu de Llobregat será en la Catedral de Sant Llorenç, con la eucaristía de las 18h, presidida por el obispo Agustí Cortés.

(esta información la encontrarás en el Full Dominical especial del 17-10-2021)


¿QUÉ ES UN SÍNODO?

El Sínodo de obispos es una institución permanente, creada por el papa Pablo VI en 1965, acogiendo los deseos de los obispos participantes en el Concilio Vaticano II de mantener viva en la Iglesia la experiencia de colegialidad vivida en aquellos años del Concilio.

Los Sínodos los convoca el Papa para tratar temas determinados de la vida de la Iglesia conlos obispos escogidos como representantes de las diócesis de todo el mundo.

La palabra Sínodo viene del griego y se compone de la partícula syn que quiere decir juntos y del nombre hodos que quiere decir camino. O sea, dicho de manera sencilla: caminar junts.

Ahora bien, vivir una Iglesia sinodal es mucho más que la organización de unas reuniones, es una experiencia global y habitual de caminar juntos como Iglesia, todos sus miembros, cada uno con su identidad y misión, formando juntos el Pueblo de Dios, para llevar a término la misión que el mismo Senyor nos encomienda: trabajar para que se haga su voluntad y venga a nosotros su Reino.


UN EJEMPLO EN LA ESCRITURA

Unos que bajaron de Judea se pusieron a enseñar a los hermanos que, si no se circuncidaban conforme al uso de Moisés, no podían salvarse.  Esto provocó un altercado y una violenta discusión con Pablo y Bernabé; y se decidió que Pablo, Bernabé y algunos más de entre ellos subieran a Jerusalén a consultar a los apóstoles y presbíteros sobre esta controversia.  Ellos, pues, enviados por la Iglesia provistos de lo necesario, atravesaron Fenicia y Samaría, contando cómo se convertían los gentiles, con lo que causaron gran alegría a todos los hermanos. Al llegar a Jerusalén, fueron acogidos por la Iglesia, los apóstoles y los presbíteros; ellos contaron lo que Dios había hecho con ellos. Pero algunos de la secta de los fariseos, que habían abrazado la fe, se levantaron, diciendo: «Es necesario circuncidarlos y ordenarles que guarden la ley de Moisés». Los apóstoles y los presbíteros se reunieron a examinar el asunto. (Cfr. Hch 15, 1-35)


UN VEZ MÁS LA IGLESIA NOS PREGUNTA

No es la primera vez en los tiempos recientes que se hacen estas preguntas y consultas al Pueblo de Dios:

  • El inmediato post-Concilio Vaticano II y su aplicación a nuestras comunidades.
  • La Asamblea del Pueblo de Dios – antigua archidiócesis de Barcelona – de los años 1979-1981.
  • El Concilio Provincial Tarraconense del 1995.

También en nuestra diócesis de Sant Feliu de Llobregat podemos recordar momentos en que nos hemos planteado algunos puntos y objetivos que ahora, en esta convocatoria del Sínodo, se nos vuelven a proponer.

  • En los años 2018-2019 nos planteamos como objetivo diocesano el tema de la sinodalidad
  • Los cursos 2019-2020 y 2020-2021, el de “crecer hacia la plenitud del Cristo» para avanzar en sinodalidad

Ahora, la convocatoria del Sínodo no es un retroceder, sino una forma concreta de crecer, un ejercicio que nos ayude a poner en práctica la sinodalidad.


¿CUÁLES SON LOS TEMAS?

  • La misma SINODALIDAD: Profundizar en el contenido, la espiritualidad, el estilo y la práctica del caminar juntos como Iglesia.
  • LA COMUNIÓN: Condición indispensable, vivir las dimensiones de comunión con Dios y con los hermanos, en la Iglesia
  • LA PARTICIPACIÓN: Saber que somos parte del Pueblo de Dios como bautizados y que tenemos una implicación en la vida y acción de nuestra Iglesia, a nivel cercano (parroquia, comunidad) y más amplio.
  • LA MISIÓN: Una dimensión que a veces no hemos tenido suficientemente presente, pero que forma parte indispensable de la vida cristiana y de la comunidad.

¿CÓMO TRABAJAR TODO ELLO?

Algunos cristianos, por su mayor implicación en el gobierno o en la pastoral de las comunidades cristianas, puedendar una respuesta más detallada y más amplia. Por eso, a los Consejos y a las Delegaciones de nuestra diócesis se les pedirá una reflexión más cuidadosa.

Pero todos los cristianos de nuestra diócesis, sin exclusión, estamos invitados a hacer nuestro un Sinodo que nos puede ayudar a crecer en Comunión, Participación, Misión. Por eso proponemos a todas las parroquias del Obispado de Sant Feliu de Llobregat, a sus consejos pastorales, grupos y movimientos, tres iniciativas:

  1. Hagamos presente el Sínodo en nuestras liturgias. La Delegación de Liturgia nos irá enviado, durante el tiempo que dure el Sínodo, unos suplementos con la Oración Oficial del Sínodo, moniciones, oración de los fieles… Usémoslos en nuestras liturgias.
  2. Sigamos los trabajos del Sínodo. A través de la web, Full Dominical, newsletter info+BSF, ser irá dando la oportuna información referente al Sínodo, su contenido teológico y pastoral, los trabajos que se vayan haciendo en las parroquias, arciprestazgos, delegaciones y otras realidades de nuestra diócesis.
  3. Respondamos a un pequeño cuestionario. Se puede hacer con la convocatoria en cada parroquia de una «Asamblea Parroquial» para responder al pequeño cuestionario basado en lo que nos propone el «Documento Preparatorio» del Sínodo.

PEQUEÑO CUESTIONARIO

El camino se hace caminando. Se participa participando. Hagamos sentir nuestra voz cuando se nos pide.

  1. ¿Vivimos en nuestra parroquia (grupo, comunidad,…) el hech de “caminar juntos”? ¿Qué hechos o qué realidades existentes nos ayudan a sentir que caminamos juntos? ¿Qué hechos o qué realidades impiden o dificultan que podamos caminar juntos?
  2. A nivel personal, ¿qué pasos me sugiere el Espíritu para crecer en comunión con los que caminan junto a mi? A nivel de parroquia (grupos, comunidad,..), ¿habría alguna iniciativa o propuesta que nos pudiese ayudar a crecer en vivir este «caminamos juntos»?

ORACIÓN

Basada en la de San Isidoro de Sevilla (560-636), que se ha utilizado en Concilios y Sínodos durante siglos, esta versión está diseñada específicamente para el camino Sinodal de la Iglesia de 2021 a 2023.

Estamos ante ti, Espíritu Santo,
reunidos en tu nombre.
Tú que eres nuestro verdadero consejero:
ven a nosotros,
apóyanos,
entra en nuestros corazones.
Enséñanos el camino,
muéstranos cómo alcanzar la meta.
Impide que perdamos
el rumbo como personas
débiles y pecadoras.
No permitas que
la ignorancia nos lleve por falsos caminos.
Concédenos el don del discernimiento,
para que no dejemos que nuestras acciones se guíen
por perjuicios y falsas consideraciones.
Condúcenos a la unidad en ti,
para que no nos desviemos del camino de la verdad y la justicia,
sino que en nuestro peregrinaje terrenal nos esforzemos por alcanzar la vida eterna.
Esto te lo pedimos a ti,
que obras en todo tiempo y lugar,
en comunión con el Padre y el Hijo
por los siglos de los siglos. Amén.