Este ha sido el lema del Encuentro de Pascua de la JOC realizado del 14 al 17 de abril, en la Casa de espiritualidad Santa Maria de Lavern, con la participación de unos cincuenta militantes de la JOC Nacional de Cataluña y Baleares, de todas las federaciones: Besòs, Nou Barris, Vallès, Zona Sud-El Pla (Hospitalet y Cornellà) y Baix Anoia-Montserrat.

El objetivo del encuentro era compartir y celebrar la fe a través de los oficios, los momentos de oración, los talleres y los ratos de convivencia. Ha resultado una ayuda para profundizar el plan de curso de este año de la JOC, fundamentar la militancia en el estilo de vida de Jesús, basado en el amor hasta el extremo, y también, respecto a formación y concienciación, un paso adelante a favor de la dignidad de la juventud en el mundo laboral y social.

Además de las celebraciones litúrgicas propias, se contó con diversos espacios de formación: talleres y rincones. Se han realizado seis talleres: la revisión de vida obrera; el papel de la mujer en la comunidad cristiana; Doctrina social de la Iglesia; pasión, muerte y resurrección de Jesús; la acción en la calle según los valores de Jesús; el proceso que realizamos en la JOC. Los dos rincones trabajados fueron sobre derechos laborales, impartido por Acció Jove, y un rincón vivencial en formato de mesa redonda con el testimonio de diversos militantes de la JOC sobre su experiencia.

A lo largo de los días, los asistentes al encuentro recibieron diversas visitas, como la del delegado de Juventut del Arzobispado de Barcelona, Mn. Carles Bosch; el consiliario internacional de la JOC, Mn. Joan Ramon Marín; la directora de la Pastoral Obrera de Barcelona, Líria Roman; la directora de la Pastoral Obrera de Catalunya, Mercè Solé; y la del obispo Agustín Cortés, que participó en la oración matutina del sábado santo con los militantes de la JOC presentes.

Os recomendamos