Desde finales de 2019 existe en nuestra diócesis la Fundación canónica Educación Católica, que tiene la finalidad de servir a la educación católica, especialmente en el ámbito de la enseñanza confesional de la Doctrina de la Iglesia Católica. La fundación persigue sus finalidades de diversas maneras, ya sea con la propiedad, la titularidad plena o la mera gestión de centros educativos que asumen el ideario confesional católico, preferentemente en el territorio de nuestra diócesis. El Patronato que la rige está formado por ocho personas y se reúne regularmente tres veces al año. Ayer, 12 de julio, se reunieron en la Casa de la Iglesia, como momento final del curso.

El colegio que actualmente está vinculado a la Fundació Educación Católica es la escuela La Immaculada, de Sant Vicenç dels Horts, que hasta el curso escolar 2018-2019 dependía de las Hermanas de la Doctrina Cristiana. Durante la reunión del Patronato se hizo balance del curso académico acabado: se reconoció el esfuerzo realizado por el claustro y la observancia de las familias al seguir la normativa sanitaria, durante todo el tiempo de pandemia; se renovó y fortaleció los equipos directivos y de la pastoral; se recordó con agradecimiento el caminó que durante tanto tiempo trazaron las Hermanas de la Doctrina Cristiana.

De cara al próximo curso, se planteó el reto de trabajar con toda la comunidad educativa la identidad cristiana y diocesana y el conocimiento de los diferentes papeles que cada cual representa y le son propios, enfatizando además la formación permanente del profesorado en el perfil de persona «competencial» abierta a Jesucristo y a los hermanos.

Os recomendamos