Tras un proceso de valoración donde han estado implicados los consejos parroquiales, rectores, arciprestes y vicarios episcopales, así como el Consejo Presbiteral, el obispo Agustí ha firmado un decreto con el que se verifica el cambio de asignación de tres parroquias de la diócesis, que pasan a quedar incluidas en otro arciprestazgo diferente al que venían formando parte. Esto se hace con el fin de favorecer la acción pastoral global y respetando los vínculos naturales existentes en el territorio.

Los cambios acordados son los siguientes:

· La Parroquia de Sant Llorenç, de Sant Llorenç d’Hortons, que estaba adscrita al Arciprestazgo de Anoia de la Vicaria del Penedès-Anoia-Garraf, pasa a incorporarse al Arciprestazgo de Montserrat, de la Vicaría del Llobregat.

· La Parroquia de Sant Pere Apòstol, de Castellet, que estaba adscrita al Arciprestazgo de El Garraf de la Vicaria del Penedès-Anoia-Garraf, pasa a incorporarse al Arciprestazgo de Vilafranca del Penedès, de la misma Vicaría Episcopal.

· La Parroquia de Sant Joan, de Olesa de Rosanes, adscrita al Arciprestazgo de Vilafranca del Penedès de la Vicaria del Penedès-Anoia-Garraf, pasa a incorporarse al Arciprestazgo de Bruguers, de la Vicaría del Llobregat.

Os recomendamos