El pasado lunes, 7 de junio, tuvo lugar la Assemblea General Ordinària del Centre de Pastoral Litúrgica, que aprobó el ejercicio económico de 2020 y también la incorporación de seis nuevos miembros a la entidad. Para ser miembro del CPL hace falta que su Consejo lo proponga, el candidato o la candidata lo acepté y obtenga el voto favorable de dos terceras partes de la Asamblea, mediante votación secreta. Así ha sido con las nuevas incorporaciones, entre las cuales destacamos la de Elisenda Almirall, laica de la diócesis de Sant Feliu de Llobregat, como miembro del Consejo de la revista Galilea.153. Elisenda trabaja en el Departamento de Patrimonio del Obispado de Sant Feliu de Llobregat y colabora con el equipo de SantfeliuJove.
Los otros nuevos miembros son:

  • David Álvarez, sacerdote de la archidiócesis de Barcelona, miembro del Consejo de la revista Missa Dominical
  • Martirià Brugada, sacerdote de la diócesis de Girona, colaborador de la Colección Santos y Santas
  • Carles Cahuana, sacerdote de la diócesis de Terrassa, miembro del Consell de la revista Missa Dominical
  • Jordi Font, sacerdote de la diócesis de Girona, vicepresidente del Instituto de Liturgia ad instar Facultatis
  • Maria Guarch, laica de la archidiócesis de Barcelona, trabaja en la redacción del CPL y es secretaria del Consell de la revista Missa Dominical

Aquel mismo día por la mañana, Mons. Javier Vilanova, obispo auxiliar de Barcelona,  bendijo el nuevo local que ocupa a partir de ahora el CPL, en el edificio del Seminario Conciliar de Barcelona, calle Diputación 231.

El traslado desde la calle Nápoles, la sede de los últimos siete años, permite al CPL una colaboración más estrecha con el Ateneu Universitari Sant Pacià y con el Instituto de Liturgia ad instar Facultatis, así como ser más accesible a laicos, religiosos y sacerdotes que participan en las actividades formativas que se desarrollan en el edificio del Seminario.

Benedicció nova seu CPL. Fotografia de Antoni M.C. Canal