Del 28 al 30 de junio los siete seminaristas del Obispado de Sant Feliu de Llobregat, acompañados por el obispo Agustín Cortés y por su formador en el seminario, Mn. Joan Pere Pulido, han realizado unos días de convivencia visitando diversos lugares del Obispado de Urgell. Alojados en la residencia del Seminario de La Seu d’Urgell, el primer día fueron acogidos por el arzobispo Joan-Enric Vives que los acompañó durante la mañana a visitar el Vall de Castellbò y el Refugi-Santuari de Sant Joan de l’Erm. Por la tarde, el vicario general Mn. Ignasi Navarri, les acompañó a la visita a la Catedral de Santa Maria de Urgell, donde celebraron la eucaristía.

El día 29 el grupo de seminaristas visitó el Principado de Andorra, celebrando la misa en Sant Julià y conociendo el Santuario de Meritxell, el Vall d’Incles y Santa Coloma. El último día llegaron a la comarca más oriental, la de la Cerdaña, visitando Puigcerdà y Llivia. Han resultado unos días de reflexión, oración y esparcimiento para fortalecer la comunión de los futuros sacerdotes con el obispo y entre ellos.