Encuentro de delegados de misiones de las diócesis con sede en Cataluña

Los días 31 de enero y 1 febrero, el Santuario de Loreto, ubicado en Tarragona, fue el escenario del Encuentro del Servicio Interdiocesano de Misiones (SIM). Esta jornada sirvió para debatir y reflexionar sobre las dimensiones de la cooperación misionera en las diócesis catalanas.

El obispo auxiliar de Barcelona, David Abadías, como obispo responsable para las misiones de la Conferencia Episcopal Tarraconense, inició el encuentro con una oración para invocar la presencia y acompañamiento del Espíritu Santo. Seguidamente, se quiso compartir el estado actual de cada delegación diocesana y se hizo énfasis en lo que cada uno puede aportar y compartir en el trabajo conjunto de la SIM. Tal y como nos informa nuestra delegada de misiones, la Hna. Gràcia Navarro, se trató la importancia de la escucha y la acogida, especialmente para los delegados y delegadas que participaban por primera vez.

Otro momento importante, fue el que se dedicó al tema de la realidad de las dimensiones de la cooperación misionera en nuestras diócesis: Present y Futur. Se analizó el estado de situación de las diferentes dimensiones en las diócesis: la personal (vocaciones), la espiritual (oración), la colaboración económica (campañas-colectas), la animación misionera (sensibilización).

Por su parte, el obispo David Abadías, animó, a todos los asistentes a las jornadas, a que busquen las ventanas abiertas que se nos presentan y que permiten llevar a cabo el servicio que ha sido encomendado a cada uno.

Por la tarde, Mn. Joan Solé, misionero del Instituto Español de Misiones Extranjeras (IEME) y presbítero del obispado de Girona, impartió una charla de formación sobre “Las nuevas dimensiones de la animación misionera”. Según Mn. Solé “la Iglesia tiene la responsabilidad de anunciar la buena noticia de Cristo resucitado con alegría y de manera decidida, sin miedo”.

El segundo día de este encuentro contó con la presencia del arzobispo de Tarragona, Joan Planellas. El arzobispo Juan destacó que “la Iglesia es misionera por naturaleza, su misión es Trinitaria, el Dios que es amor, que se comunica, que se manifiesta y que se revela en plenitud en su Hijo Jesús. El primer misionero es Cristo, que sale de la Trinidad, que es enviado”.

Por otra parte, el arzobispo de Tarragona hizo énfasis en la dimensión de la catolicidad, cuyo anuncio es para todas las personas. En este contexto, se remarcó la importancia de intensificar la colaboración entre las delegaciones de misiones de las diferentes diócesis y también con otras delegaciones de una misma diócesis para vivir plenamente esa dimensión misionera de la Iglesia.

Por último, se concretaron diversas iniciativas de animación misionera para seguir avanzando en este camino a las diócesis catalanas, entre ellas, la celebración del Tren Misionero 2024 para el mes de octubre.

Os recomendamos