Esta es una de las ideas transmitida en el Encuentro de visitadores voluntarios de la Pastoral de la Salud que se celebró el sábado 13 de noviembre en el Auditorio de la Casa de la Iglesia, bajo el título «La buena muerte y la eutanasia».  

Ante la grave situación creada por la ley de la eutanasia, este año se ha profundizado en el valor y la atención a personas con enfermedades complejas o avanzadas y también sobre el contendio y las consecuencias de la ley. La profundización en estas cuestiones ha venido de la mano de dos ponencias muy interesantes:

  • “Muerte digna o vida digna. La amenaza de la eutanasia”, a cargo del Dr. Jesús Vaquero Cruzado, médico especialista en Medicina Familia y Comunitaria y experto en cuidados paliativos. Destacó la situación de falta de control de la eutanasia en Holanda y la importancia de reclamar a los gobernantes la suficiente cobertura de los cuidados paliativos.
  • “La Ley de la eutanasia: ¿cómo afecta a los profesionales de la salud?”, po parte del Dr. Pablo Nuevo López, profesor de Derecho constitucional en la Universidad Abat Oliba CEU. Señaló la gravedad del hecho de que a partir de ahora, antes de curar y cuidar, la ley haría que el médico primero tuviese que valorar si aquella vida es digna o si hay que ofrecer al paciente la eutanasia.

El obispo Agustín Cortés introdujo y concluyó la matinal formativa y en sus palabras ponía de manifiesto, como destacábamos al inicio, que la problemática ligada a la eutanasia no es coyuntural, sino de fondo. También agradecía y animaba iniciativas como la de esta jornada para difundir una auténtica cultura a favor de la vida humana, según los criterios evangélicos.

La asistencia al Auditorio de la Casa de la Iglesia fue concurrida, además de la participación en directo por streaming. Ahora se puede visualizar en diferido en el canal YouTube del Obispado de Sant Feliu de Llobregat: