Con el lema ‘Orar, la vida y la misión’ tuvo lugar, los pasados días 28 y 29 de febrero, en Madrid, un encuentro para empleados y voluntarios de las delegaciones de misiones de todo el Estado.

Se reunieron unas 100 personas en torno a los obispos y de diferentes misioneros que compartieron sus vivencias en tierras de misión. También la misión sigue cuando están aquí, en sus parroquias.

Según el encargo del papa Francisco, como preparación del Jubileo 2025, es necesario intensificar la oración, en este caso por los misioneros y sus comunidades.

“La Iglesia fue fundada para el mundo y su finalidad es evangelizar. Todo cristiano es misionero. Los misioneros encarnan el rostro de la Iglesia. Misión y oración tienen una causalidad recíproca”, nos recuerda nuestra delegada de Misiones, la Hna. Gracia Navarro.

El testimonio es importante en la misión, pero también es necesaria la explicitación verbal del relato del Evangelio.

El contenido moral, espiritual, antropológico y trascendente del Evangelio debe ser el más adecuado, el más significativo para la persona como imagen de Dios. Atender la necesidad espiritual de cada persona es lo primero que debe atender al misionero.

Hay diferentes organismos que promueven actividades de concienciación misionera OCSHA, ESCAM, CALMO, MISIÓN AMÉRICA…

Los misioneros agradecen a todo el mundo los donativos que reciben para poder sacar adelante el anuncio del Evangelio en todas partes.

Os recomendamos