El viernes 30 de septiembre se realizó el encuentro de inicio de curso de los trabajadores de la Curia, jornada que pretende facilitar el crecimiento de las relaciones interpersonales en el seno de la Curia diocesana y con el obispo Agustín, así como definir los objetivos de trabajo para el año que empieza. En esta ocasión, el encuentro se ha realizado en el Monasterio de Montserrat, lo que permitió un momento de saludo y coloquio con el padre abad, Manel Gasch, así como participar en la misa conventual y en un momento de oración en el cambril de la Virgen.

En los aspectos más relacionados con los servicios que se desarrollan desde la Curia, se marcó como prioridad la implementación progresiva de la plataforma de gestión integral de las diócesis, como instrumento que permitirá una mayor calidad y eficacia en el trabajo.

Especialmente interesante resultó el amplio espacio de diálogo con el obispo Agustín, a propósito de la proximidad de su 75 cumpleaños y, por lo tanto, de la presentación de su carta de renuncia al cargo dirigida al papa Francisco, según marcan los cánones del derecho eclesiástico. Con una gran confianza, sinceridad y serenidad, los trabajadores le plantearon diversas cuestiones relativas a este periodo de cambio que se avecina y, con el mismo espíritu, el obispo compartió con los presentes con qué actitud está viviendo este tiempo y de qué manera desea que sus primeros colaboradores, los trabajadores de la Curia, transmitan la realidad de la diócesis al nuevo obispo que nombrará el papa, cuando llegue el momento. Sin duda, un encuentro de profunda comunión eclesial.

Os recomendamos