Esta celebración del próximo domingo15 de enero, es una escuela de formación en la fe y en la misión para los niños de todo el mundo. «Uno para todos y todos para Él» es el lema de la próxima Jornada, un día importante en el que los niños y niñas están invitados a ayudar a otros niños, especialmente los que no tienen lo necesario para vivir o no conocen a Dios. Ellos, como pequeños misioneros, pueden ayudarles con su propia oración y su colaboración.

La temática escogida para el 2023 nos destaca el significado de la unidad, la comunión y el testimonio, inspirándose en la oración de Jesús: «No rezo solo por ellos, sino también por los que creerán en mi gracias a su palabra. Que todos sean uno, como tu Padre, estás en mi y yo en ti. Que también ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que tu me has enviado» (Jn 17, 20-21).

En un mundo dividido por el odio, las guerras, las diferencias y las envidias, los cristianos mantenemos la unidad. Nos ayudamos, nos perdonamos y mostramos a la gente que otro mundo es posible. Tenemos una responsabilidad con nuestros iguales y todos somos indispensables para Dios. Jesús escogió a los apóstoles, todos muy diferentes. Hoy, Jesús continua escogiendo a personas como tu y como yo. Cada uno de nuestros nombres está escrito en la «lista». El te ha llamado y te ha escogido a ti.

Aquí está la clave del asunto: comunión y evangelización. Una comunión para congregarse y una comunidad para desplegarse y llevar la Buena Noticia del Reino hasta los confines de la tierra. La obra de la evangelización no la puede realizar una persona aislada, un grupo o una Iglesia sin comunión. Permanecer unidos por nuestro propio bien y también por el de los demás, porque solo si permanecemos unidos el mundo creerá.

Os recomendamos