Tal como dice el versículo (Jr 31, 13): “Cambiaré el duelo en días de fiesta, los consolaré de las penas y los alegraré”. El obispo Agustí Cortés presidió, este domingo 11 de febrero, la Eucaristía, en la Parroquia de San Juan de Viladecans (Baix Llobregat), con motivo de la Festividad de la Virgen de Lourdes y la Jornada Mundial del Enfermo.

La delegación de la Hospitalidad de Viladecans ha sido la encargada de la organización de la Eucaristía.

Os recomendamos