El tiempo de la consulta también llega a su fin, pero no el diálogo con el Pueblo de Dios

El viernes 31 de marzo de 2023 concluyó oficialmente la Etapa Continental: la segunda etapa del proceso sinodal y con ella también el tiempo de la consulta a gran escala del Pueblo de Dios. Después de la Etapa Local (diocesana y nacional), la inclusión de un tiempo de escucha, diálogo y discernimiento entre las Iglesias de una misma zona geográfica ha significado una novedad de este proceso sinodal.

Esta nueva etapa continental no se ha limitado a la celebración de siete asambleas continentales, sino que ha sido un verdadero proceso de escucha y discernimiento a nivel continental, sobre la misma y única cuestión del proceso sinodal en su conjunto, a saber ¿Cómo se realiza hoy en los diferentes niveles (del local al universal) ese “caminar juntos” que permite a la Iglesia anunciar el Evangelio, de acuerdo a la misión que le fue confiada?

Estas siete asambleas se han realizado desde principios de febrero hasta finales de marzo 2023. Todas ellas han sido verdaderamente eclesiales, es decir, representativas del Pueblo de Dios (obispos, sacerdotes, consagrados y consagradas, laicos). El fruto de sus debates está recogido en el Documento Final que cada Asamblea ha elaborado como contribución a los trabajos de la primera sesión de la asamblea de octubre del sínodo de los obispos (4-29 de octubre de 2023). Se pueden consultar los Documentos Finales en la web oficial del Sínodo, donde se van colgando paulatinamente.

La conclusión de la consulta no significa el fin del proceso sinodal del Pueblo de Dios, menos aún, la interrupción del diálogo entre la Iglesia Universal y la Iglesia Particular. Significa, más bien, dejar a las comunidades locales con el desafío de poner en práctica esas “reformas sinodales” en la cotidianidad de su acción eclesial.  

Os recomendamos