El obispo Agustín se dirige a los diocesanos con estas palabras:

Estimados y estimadas,

Ante la situación de crisis humanitaria que el pueblo ucraniano está sufriendo a causa de una agresión grave a los derechos humanos por parte del gobierno de Rusia, desde nuestra Diócesis de Sant Feliu de Llobregat, nos hacemos eco de la intención del Papa Francisco de vivir profundamente la solidaridad en el sufrimiento de este pueblo.

Esta solidaridad se concreta, sobre todo, en la oración y el ofrecimiento de gestos de ayuda humanitaria.

En este contexto, Cáritas diocesana de Sant Feliu de Llobregat ha iniciado, junto a otras Cáritas diocesanas, un camino para concretar estas ayudas, en contacto con Cáritas Española y Cáritas Internacional. Desde los responsables de Cáritas diocesana de Sant Feliu de Llobregat nos han indicado que las vías concretas para enviar las ayudas económicas garantizan que éstas lleguen a su destino.

Podéis encontrar más información en la web de Cáritas diocesana de Sant Feliu de Llobregat.

Gracias por todas las muestras de solidaridad que nos lleguen. Tengamos presentes en la oración a las víctimas de todos los conflictos que existen en el mundo. ¡Pedimos la Paz!

Efectivamente, la Confederación Cáritas está lanzando un llamamiento de emergencia para reforzar el trabajo de Cáritas Ucrania. El programa tiene como objetivo apoyar a las personas afectadas por el conflicto con alimentos, agua potable, alojamiento seguro y kits de higiene, así como garantizar un transporte seguro para que las personas vulnerables puedan reunirse con los seres queridos y acceder a zonas seguras. La colaboración económica en este proyecto se puede realizar a través de la web de Cáritas diocesana de Sant Feliu de Llobregat.


Las campanas de la Catedral de Sant Llorenç piden la paz en Ucrania

 

Hoy, acabado el Ángelus, nuestra catedral se ha unido con otras catedrales de Europa y ha hecho sonar las campanas en solidaridad con los pueblos de Ucrania. Esta iniciativa proviene de la Asociación Europea de Maestros de Obras de Catedrales, que en un manifiesto se expresaban así:

Nosotros, la comunidad de los responsables de la construcción de las principales iglesias catedralicias de Europa, de Noruega a Malta y de España a Ucrania, no queremos quedar callados ante la guerra en Ucrania.

Europa está ardiendo: queremos hacer que el jueves 3 de marzo de 2022 al mediodía, a las 12:00,  las campanas de nuestras iglesias suenen durante 7 minutos, cada minuto por cada día de esta guerra sin sentido.

Os recomendamos