El sábado, 20 de enero pasado, se celebró la Festividad de San Fructuoso, Augurio y Eulogio en el Seminario Conciliar de Barcelona.

Después de las palabras de saludo del párroco del seminario, Mn. Salvador Bacardit, proyectaron un vídeo con imágenes antiguas de cómo eran antes de la Semana Trágica y de la Guerra Civil, todas las dependencias. Tal y como nos explica el diácono, Mn. Miquel Àngel Jiménez, “fue interesante porque se vio la evolución del edificio y las diferentes etapas de la construcción”. Seguidamente, se pudo visitar una de las torres, terrazas y el museo de geología del seminario.

Una vez terminada la visita, se celebró la Eucaristía presidida por el cardenal arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella. Concelebraban el cardenal arzobispo de Quebec (Canadá), Gerald Lacroix y los obispos auxiliares de Barcelona, con todos los diáconos presentes.

La Jornada se cerró con una comida de hermandad con las familias y acompañantes en el mismo seminario. El comedor lo ocupaban un centenar de personas.

Este encuentro sirvió para reforzar y poner en común las distintas experiencias del diaconado.

Os recomendamos