Hay monasterios, entre ellos el de la Virgen del Carmen, en Vilafranca del Penedès, que cada tres años han de pasar Visita Canónica y elección de priora. Por este motivo, el día 27 de marzo el obispo Agustín Cortés visitó este monasterio, acompañado por el delegado para la Vida Consagrada, P. Josep M. Henríquez, osb, y por el secretario general, Mn. Joan-Pere Pulido.

La Visita comenzó con la celebración de la eucaristía conventual. A continuación, estuvo conversando con cada monja, para conocer como estaba la comunidad y también cada una de las diez monjas presentes en el capítulo, ya que otras dos no pudieron asistir por motivos de salud. Después, se procedió, en la misma capilla del monasaterio, a la elección de priora. Salió reelegida por mayoría absoluta a la primera elección la Madre Juliana Kinzaza, para un segundo trienio. la Madre Juliana, de origen keniana, aceptó el cargo, se dio gracias a Dios y el capítulo se acabó con la foto de familia.