Un grupo de seis personas participaron el domingo pasado en la Catedral de Sant Llorenç en una celebración especial: el rito de la elección de los catecúmenos. Provenientes de las parroquias de  Sant Miquel, de Molins de Rei;  Sant Vicenç, de Castellbisbal: Sants Just i Pastor, de Sant Just Desvern;  Santa Maria, de la Palma de Cervelló; Sant Cristòfol, de Begues,  estos cuatro hombres y dos mujeres se están preparando para recibir los sacramentos de la iniciación cristiana, es decir, el bautismo, la confirmación y la eucaristía, durante el próximo tiempo pascual. De esta manera entrarán a formar parte plenamente de la familia de la Iglesia, Pueblo de Dios.

En este proceso de formación que es el catecumenado, tiene lugar el rito de elección o inscripción de sus nombres en el «libro de los elegidos», que se realiza durante la eucaristía del primer domingo de cuaresma, con la presencia de sus padrinos, acompañantes y los sacerdotes o diáconos encargados de su formación. Como parte del rito, el obispo Agustín Cortés también les hizo la unción prebautismal.

Antes de la celebración, los catecúmenos se reunieron en la Casa de la Iglesia y allá recibieron una catequesis especial sobre la importancia de la elección en su camino de fe.

 

Os recomendamos