Este jueves 21 de marzo, el obispo Agustí Cortés, acompañado del Secretario General y canciller de nuestra diócesis, Mn. Joan Pere Pulido, del vicario general y párroco de la Catedral-Parroquia de Sant Llorenç, Mn. Josep Maria Domingo, y, también, del delegado de Pastoral Social Penitenciaria, el P. Jesús Bel, ha visitado la Llar ‘la Mercè’ de la ‘Fundació Mercedària’. Antiguamente, en este edificio, vivía una comunidad de religiosas. Ahora, acoge a personas que salen de varios centros penitenciarios y necesitan una reinserción en la sociedad. Desde este hogar les imparten diferentes talleres, como por ejemplo, una de las tareas importantes, es realizar las Sagradas Formas. Tal y como nos ha explicado Mustafà, es un trabajo del que se entrega en cuerpo y alma y se siente realizado porque ve que hace un servicio importante.

Actualmente en el Hogar ‘la Mercè’ viven 6 personas que han salido de varios centros penitenciarios y no tienen a dónde ir. Aparte de hacer las Sagradas Formas, también se dedican a cuidar el huerto, entre otras tareas. La directora de la Fundación Obra Mercedaria, Núria Ortín, ha sido la responsable de enseñar todas las dependencias del hogar y de hacer las explicaciones oportunas para situarnos en el contexto.

La Misión de la Fundació Obra Mercedària es acompañar y atender a las personas que se encuentran privadas de libertad ya sus familias. Estar junto a las personas en situación de riesgo o pobreza y exclusión social, acompañándolas en su proceso de reinserción, promoción y desarrollo integral.

La Obra Mercedaria es la Fundación de los Padres Mercedarios de la Provincia de Aragón, presente en 6 países: Estado español, Mozambique, Venezuela, El Salvador, Guatemala y Panamá.

Trabajan de forma integral en tres etapas:

Prevención (antes)

Acompañamiento (durante)

Reiserción (después)

Os recomendamos