Mañana, 25 de marzo, festividad de la Encarnación del Hijo de Dios, se celebra la Jornada por la Vida, esta año con el lema, “Custodios de la vida”. El objetivo de esta jornada es explicar que la vida es un bien fundamental para el ser humano, sin el cual no hay lugar para la existencia o el disfrute de otros bienes.

Los obispos de la Subcomisión Espiscopal para la Família y la Defensa de la Vida realizan una atenta mirada a la sociedad actual con la progresión de la cultura de la muerte, teniendo presente especialmente la Ley Orgánica de regulación de la eutanasia, aprobada la semana pasada. Antes esta situación, reflexionan sobre cuál ha de ser la respuesta de los cristianos en este momento histórico: ante esta cultura de la muerte, «hemos de ser custodios de la vida», porque, como afirmaba el papa Juan Pablo II, «la vida es siempre un bien».