El Teléfono de la Esperanza de Barcelona sigue escuchando y dando esperanza.

 

La Fundación canónica Ayuda y Esperanza, ante la situación actual a causa de la pandemia del COVID-19, ha tomado las medidas pertinentes para garantizar el acceso al servicio del Teléfono de la Esperanza a las personas que padecen enfermedades, soledad, angustia, miedo y desconcierto, sobre todo en estos momentos de confinamiento.

Por este motivo, ha añadido un nuevo número para poder seguir atendiendo las llamadas en situación de confinamiento:

686 900 500

Detrás del Teléfono de la Esperanza hay 200 personas voluntarias preparadas para escuchar desde casa y con el único deseo de contagiar esperanza, más aún en estos tiempos.