Del 6 al 10 de febrero ha tenido lugar, en Roma, un Congreso para la Formación Permanente del Clero en el que han asistido en representación de nuestra diócesis, Mn. Vicenç Guinot, Delegado de Liturgia, y Mn. Joan Peñafiel, Vicario Episcopal del Baix Llobregat.

El Congreso, ante la necesidad que plantea hoy el ministerio ordenado, ha dado pistas a fin de poder acompañar a los presbíteros y diáconos, a lo largo de su vida pastoral, en un camino de crecimiento personal unitario, integral, comunitario y misionero. Recibidos en audiencia por el Papa Francisco, en su discurso ha señalado tres puntos fundamentales: vivir el gozo del Evangelio, crecer en comunidad, y un ministerio que genere Vida, todo ello empapado de paciencia y ternura.

Os recomendamos