El domingo 3 de julio, bajo el lema «María se puso en camino», recordando la Virgen María como modelo de servicio y ayuda, se celebra la LVI Jornada para la Responsabilidad en el tráfico que, aprovechando la proximidad con la festividad del patrón de los conductores San Cristóbal, que tiene lugar el 10 de julio. 

Jornada que tiene como objetivo hacer un llamamiento a la responsabilidad de los conductores, puesto que el riesgo cero no existe y nos recuerdan que hay que cumplir con las normas del código de circulación. En estas fechas recordamos a todas aquellas personas que, por ocio u obligaciones, tienen que coger un vehículo. 

Este año el mensaje también se ha dirigido a todos aquellos transportistas que se han visto duramente afectados por la subida de precios de los combustibles y del mantenimiento de sus vehículos, pero que a pesar de estas dificultades invitan a compartir esta festividad como un momento de hermandad y a «elevar nuestras súplicas y oraciones, porque los acompañen y guíen a todos los transportistas y conductores y porque cada día llegáis felizmente a vuestro destino». 

Os recomendamos