La Catedral-Parroquia de Sant Llorenç acogió, el Sábado Santo pasado, la celebración de la Vigilia Pascual. El obispo Agustí presidió el acto litúrgico, acompañado del secretario general y canciller, Mn. Joan Pere Pulido; del vicario general y párroco de la Catedral-Parroquia de Sant Llorenç, Mn. Josep Maria Domingo; del diácono y ecónomo del obispado, Mn. Rafael Galofré, y, también, del diácono y delegado de enseñanza, Mn. Manuel Duaso.

El obispo Agustí, durante la homilía, destacó la idea de la lógica interna del Triduo Pascual que demuestra el pensamiento de Dios, desde el amor hecho sacramento en la eucaristía. Según nuestro prelado “es el amor que lleva al sufrimiento ya la muerte por conducirnos a la resurrección”.

Como segunda idea importante, el obispo Agustín manifestó que esta lógica se verifica a lo largo de la historia de la salvación hasta la muerte y resurrección de Jesús, tal y como nos presenta la liturgia en la serie de las lecturas que se proclaman durante la Vigilia Pascual.

Os recomendamos