El pasado sábado, 24 de julio, tuvo lugar la bendición por parte del obispo Agustín Cortés de un nuevo templo, dedicado al Santo Cristo, construido como obra nueva en la urbanización Rat-Penat, en el término municipal de Sitges. De acuerdo con el aforo recomendado, se hicieron presentes en esta primera misa que inauguraba la iglesia unas cincuenta personas. Acompañando al obipo Agustín, concelebraron Mn. Josep Pausas, párroco de Sitges, Mn. Juan Antonio Vargas, párroco de Castelldefels, y Mn. Xavier Sobrevia, anterior párroco de Castelldefels.

La edificación de este nuevo centro de culto ha sido iniciativa de un particular, el Sr. Juan Antonio Bertran, que ha querido que la última parcela de esta urbanización situada en el macizo del Garraf ofreciera este equipamiento religioso, al servicio de quienes frecuentan la urbanización y de los fieles en general. Una vez terminada, decorada con obras de arte procedentes de diversas donaciones y equipada con todo lo necesario para su funcionamiento, el Sr. Bertran ha hecho donación de la capilla al Obispado de Sant Feliu de Llobregat.

Como todo centro de culto que no es un templo parroquial, quedará vinculado a una parroquia y, presumiblemente, la atención y el seguimiento pastoral de esta nueva capilla se realizará desde la Parroquia de Santa María de Castelldefels, dada la cercanía a este núcleo urbano. Se establecerá una comisión mixta, con miembros de la parroquia y de la urbanización, que velarán por la coordinación de la acción pastoral y de las celebraciones, así como para garantizar el mantenimiento y la custodia del templo.