El último miércoles del mes de junio, día 29, tuvo lugar la reunión de conclusión del curso del obispo Agustín con los delegados diocesanos. Al empezar la reunión, el obispo enmarcó la finalidad del encuentro: compartir una mirada, desde las respectivas delegaciones, al curso que acaba y en función del año próximo. Con este tono, los delegados fueron expresando sus impresiones globales sobre la marcha de las propias delegaciones, incluyendo en sus intervenciones las referencias a la vivencia de la fase diocesana del sínodo en curso sobre la comunión, participación y misión.

La puesta en común empezó por los delegados de Família y Vida, que acababan de volver de Roma, del X Encuentro Mundial de las Familias. Pudieron compartir «en caliente» esta experiencia eclesial universal, que ponía punto final al Año de la Familia Amoris Laetita, haciendo mención también a la celebración diocesana que tuvo lugar en Sant Pere de Ribes.

Durante la exposición de los diversos delegados, el obispo Agustín iba interviniendo, poniendo en evidencia algunas reflexiones o lanzando preguntas para profundizar algunas pistas. Las ideas a destacar al final de la reunión se podían aglutinar entorno a estos puntos:

  • los procesos de formación,
  • la comunicación interna,
  • la vocación cristiana y les vocaciones particulares,
  • la colaboración entre diferentes ámbitos pastorales.

Os recomendamos