Este año el lema elegido para la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos es una frase tomada de Isaías: «Haz el bien; busca la justicia».

Como siempre, se celebra en el hemisferio norte del 18 al 25 de enero; una semana marcada por las fiestas de san Pedro y San Pablo.

Los materiales litúrgicos y de reflexión han sido preparados por los cristianos de Minnesota (EE.UU.), que, conmovidos por el caso de la muerte de George Floyd, quieren reconocer al mismo tiempo la propia complicidad en la perpetuación de las divisiones que han contribuido a la injusticia racial.

En nuestra diócesis hay diferentes actos organizados:

18 de enero – 19.30h. Oración ecuménica. Parroquia de Sant Joan (Viladecans).

21 de enero – 18h. Oración ecuménica. Iglesia de Sant Francesc d’Assís (Vilafranca del Penedès).

23 de enero – 19h. Encuentro ecuménico. Catedral-Parroquia de Sant Llorenç (Sant Feliu de Llobregat). Acto presidido por el obispo Agustí Cortés, con representantes de varias confesiones cristianas: Pastora Marta López Ballalta, de la Iglesia Evangélica de Barcelona-Centro; Pastor Miquel García, de la Primera Iglesia Evangélica de Sant Feliu de Llobregat; P. José Santos, sacerdote de la Iglesia Ortodoxa-Patriarcado de Serbia; Sr. Lluís Brull, evangélico, director del programa «Encuentros» y coordinador del grupo bíblico ecuménico de la parroquia de Sant Pere de Gavà; y un representante de la Iglesia Ortodoxa-Patriarcado de Rumanía.

Desde el equipo de la Delegación de Ecumenismo y Relaciones interreligiosas de la Diócesis de Sant Feliu de Llobregat, nos recuerdan la importancia de este tiempo privilegiado que el Espíritu Santo nos ofrece para que el deseo de la comunión fraterna entre las confesiones cristianas siga activo y mirando hacia el futuro. Al mismo tiempo, nos invitan a «trabajar y dejarnos guiar por donde el Señor quiera para que la unidad entre los cristianos sea algún día una realidad. Dar fruto en el Señor, ser puente creativo desde el diálogo para ser más próximos y no sernos indiferentes».

Hay que tener presente también que entre las conclusiones del trabajo del Sínodo de nuestra Diócesis, encontramos escrito en el punto nº 7: «Con las otras confesiones cristianas: damos gracias por haber conocido el llamamiento de Jesús a la unidad. Nos sentimos muy invitados a construir puentes de relación con los hermanos de otras confesiones cristianas. Para nosotros, la sinodalidad quiere ser siempre, y lo aceptamos juguetón, una expresión incluyente de la salvación.»

Os recomendamos