El Consesjo Ordinario del Sínodo de los Obispos ha decidido ampliar hasta el 15 de agosto de 2022 el plazo para la presentación de los resúmenes de las consultas por parte de las Conferencias Episcopales, las Iglesias Orientales Católicas sui iuris y los otros organismos eclesiales.

Esta decisión se ha tomado teniendo conciencia de que una Iglesia sinodal es una Iglesia que escucha, considerando que esta primera fase es esencial para este camino sinodal, evaluando las numerosas peticiones y buscando siempre el bien de la Iglesia. Con esta resolución se atiende la petición de prolongar la duración de la primera fase del proceso sinodal para dar una mayor oportunidad al pueblo de Dios de tener una auténtica experiencia de escucha y diálogo. De hecho, en estas primeras semanas del procesos sinodal, ya son numerosas las comunicaciones recibidas por parte de las Conferencias Episcopales, de las diócesis y de las eparquías.

Este cambio en el calendario del sínodo tendrá sus consecuencias locales: Próximamente la Conferencia Episcopal Española indicará un nuevo plazo para el trabajo sinodal en las diócesis. En principio, estaba previsto que el trabajo en las diócesis acabara en marzo y  el encuentro sinodal de las diócesis españolas y la CEE tendría lugar el 30 de abril. con el cambio hecho público por el Sínodo de los Obispos el pasado 29 de octubre, se ampliarán los plazos previstos para el trabajo en las diócesis, así como la fecha de la reunión final de la Conferencia Episcopal en la que se aprobará la síntesis que se enviará a Roma.