¡Camino a Taizé de la Iglesia Joven Sant Feliu!

Este año, desde Iglesia Joven Sant Feliu de Llobregat se ha organizado la propuesta de verano para poder vivir la experiencia que se ofrece desde la Comunidad de Taizé, una comunidad ecuménica fundada en 1940 por el teólogo suizo Roger Schutz, situada en Borgoña (Francia), a pocos kilómetros de Suiza.

Una decena de jóvenes de nuestro obispado, provenientes del arciprestazgo del Garraf, se han animado a participar del 18 al 25 de agosto de 2024, de esta propuesta. Es una actividad para profundizar en la espiritualidad; en Taizé, a partir de la sencillez, expresada en el silencio, en el arte, en la naturaleza, en los cantos, se hace experiencia de ese Dios que es Amor. El ritmo del día a día es propicio para hacer esta experiencia: las tres oraciones del día con sus cantos, el silencio y las meditaciones, el servicio, las reflexiones bíblicas compartidas con jóvenes de todo el mundo y el compartir estancia con todos ellos, ayudan a ver la riqueza y pluralidad de la Iglesia que vive su arraigo en Cristo desde la comunión.

Además, Taizé es una oportunidad en medio de nuestra rutina diaria para llenarse de Dios para devolver a los lugares de origen con ganas de comunicar, con fuerza, toda la experiencia vivida; así mismo lo dicen ellos: «Los hermanos de la comunidad no intentan retenerles. Desean, en la oración y el silencio, permitiros beber del agua viva prometida por Cristo, conocer su gozo, discernir su presencia, responder a su llamada y, posteriormente volver a marchar, dar testimonio de su amor y servir a sus hermanos en sus parroquias, en sus escuelas, en sus universidades y sus puestos de trabajo».

Seguro que, para estos diez jóvenes de nuestro obispado, participar de la vida de Taizé será una muy buena experiencia que les ayudará a tomar fuerzas para poder testimoniar a Cristo viviente en medio de su cotidianidad.

Dedicación de la iglesia de la Residencia Lourdes de Sant Just Desvern

Nuestro obispo Agustí Cortés, el sábado 13 de julio pasado, celebró la Eucaristía durante la cual se dedicó la iglesia de la Residencia Nuestra Señora de Lourdes de Sant Just Desvern.

Se dedicó el templo coincidiendo en el 60 aniversario de la inauguración de esta residencia de las Hermanitas Ancianos Desamparados ubicada en Sant Just Desvern (El Baix Llobregat).

En la dedicación de la iglesia se hizo la intención de la iglesia, la unción con Crisma del altar y las cruces, y en el altar se pusieron las reliquias de Sant Just, Sant Pastor y Santa Teresa Jornet.

La celebración fue muy participada por los residentes del Hogar Nuestra Señora de Lourdes, sus familiares, muy vecinos de Sant Just Desvern, cinco sacerdotes concelebrantes, dos diáconos y por las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, muchas venidas de Zaragoza y otras casas de la Congregación.

Las Hermanitas Ancianos Desamparados

Es una congregación religiosa que hace 151 años fue fundada por Santa Teresa de Jesús Jornet y Saturnino López Novoa.

Los obispos con sede en Catalunya, reunidos en La Cerdanya

Del 17 al 19 de julio de 2024, se celebra la reunión de la Conferencia Episcopal Tarraconense (CEE). Esta vez, los obispos con sede en Catalunya, se reúnen en Tartera (La Cerdanya).

Los temas de los que tratan, son el estado de los Seminarios, la Memoria de actividades de 2023 de las diócesis con sede en Catalunya, y el Encuentro del Clero de Catalunya con motivo del milenario del Monasterio de Montserrat, entre otras cuestiones.

En unos días habrá más información en: www.tarraconsense.cat

Mons. Josep Lluís Serrano Peinado, nombrado obispo coadjutor de Urgell

Este viernes, 12 de julio de 2024, a las doce del mediodía, se ha hecho público que el papa Francisco ha nombrado a Mons. Josep-Lluís Serrano Pentinat, presbítero del obispado de Tortosa, como  Obispo Coadjutor de Urgell con derecho a sucesión.

Nacido en Tivissa (Baix Ebre) en 1977, ordenado presbítero en 2002, Mons. Josep-Lluís Serrano Pentinat es bachiller en teología por la Facultat de Teologia de Catalunya y doctor en teología dogmática por la Pontificia Universidad Gregoriana.

Después de unos años de servicio pastoral en su diócesis, en 2009 amplía estudios en la Pontificia Academia Eclesiástica de Roma. Ha sido secretario en las Nunciaturas Apostólicas de Mozambique, Nicaragua y Brasil; actualmente sirve como secretario de la Sección para los Asuntos Generales de la Secretaría de Estado.

Se presenta un vídeo sobre la importancia del Diaconado

Como respuesta al objetivo diocesano “Estamos llamados. Llamados a ser Pueblo”, los diáconos de nuestro obispado pensaron que podría ser interesante dar a conocer el diaconado, ese ministerio de frontera entre el mundo y la comunidad cristiana todavía poco conocido.

Hoy son 23 diáconos al servicio de la diócesis de Sant Feliu de Llobregat. En cuanto a la Provincia Eclesiástica de Barcelona son 94, 141 contando todas las diócesis catalanas y 583 en todas las diócesis del Estado.

El crecimiento de vocaciones al diaconado como grado permanente del ministerio ordenado desde su restablecimiento por el Concilio Vaticano II, hace pensar que el Espíritu quiere hacernos ver que es tan importante el anuncio del Evangelio y la vida sacramental, como el amor al servicio de los más necesitados.

En este vídeo que ahora os presentamos y que está disponible a través de la web del obispado, realizado por la Delegación Diocesana de Medios de Comunicación, y la del Diaconado Permanente, y puesto a punto con la ayuda de Fran Garcia en la maquetación y compaginación de imágenes, y la revisión lingüística y voz de Gerard Carrion, quiere ser una invitación a toda la diócesis para que se conozca bien el diaconado y se valore como don.

El vídeo comienza con una presentación breve del papa Francisco sobre el diaconado. Hace una pincelada de la evolución de este ministerio en la historia y acaba mostrando el papel de este ministerio ordenado que, en comunión con el obispo y su presbiterio, sirve al Pueblo de Dios en los ministerios de la liturgia, de la palabra y de la caridad.

El Monasterio de Montserrat, medalla de honor del Parlament de Catalunya

El Parlamento otorgará la medalla de honor de la institución en la categoría de oro en el Monasterio de Montserrat, según ha acordado este martes 9 de julio la Mesa por unanimidad a propuesta del president, Josep Rull. El acto de entrega de la máxima distinción de la cámara se realizará el 10 septiembre por la tarde en el marco de los actos de la Diada Nacional de Catalunya.

El president Rull, que compareció para informar sobre la concesión de la medalla, explicó que la distinción se otorga este año al Monasterio de Montserrat coincidiendo con el inicio de los actos de conmemoración de su milenario y en reconocimiento de “su contribución, y la de la comunidad benedictina, a lo largo de la historia de Catalunya”.

El president ha destacado la trascendencia del monasterio, que, más allá de ser el “centro de devoción religiosa más popular de los catalanes y las catalanas”, representa el “sentimiento de catalanidad, de arraigo en Cataluña, de todo un pueblo, de toda una nación”. En este sentido, ha remarcado que el monasterio “siempre ha estado con Catalunya y junto a los anhelos de los catalanes” y que se ha convertido en un “baluarte en defensa de la lengua y la cultura catalanas y de nuestras libertades colectivas” “.

Asimismo, Rull ha destacado que el monasterio es además un “ejemplo de apertura a la sociedad y al mundo entero”, y ha destacado su compromiso activo en “cuestiones tan trascendentes como la promoción del diálogo interreligioso, la cultura, la paz y la justicia social o el cuidado del medio ambiente”.

El president ha concluido que, por todas estas razones, “en este momento histórico” en el que se conmemoran los mil años de la fundación del monasterio “desde el Parlamento queremos reconocer ese legado tan valioso y excepcional, y su capacidad de generar y transmitir la esperanza en la construcción de un país y de un mundo mejores”.

Encuentro de delegados de familia y vida para trabajar el tema de la vida humana

Del 4 al 7 de julio, los delegados de familia y vida se reunieron para trabajar el tema de la vida humana a la luz de la declaración del papa francisco DIGNITAS INFINITA.

Estuvieron, prácticamente, los delegados de todas las diócesis del Estado. Los puntos clave a tratar fueron: La urgencia de una pastoral de la vida humana, el cuidado clave en la pastoral de la vida humana y la pastoral al final de la vida. También se presentaron testigos por parte de algunas entidades que trabajan en favor de la vida. Por último, se presentaron de forma oficial los itinerarios catecumenales para la vida matrimonial. Este año será experimental para tener los definitivos el próximo año. Todo en un clima de armonía y hermandad y con la presencia de varios obispos, presbíteros y diáconos.

Nota final de la Asamblea Plenaria extraordinaria de la CEE

La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha celebrado la mañana del martes 9 de julio una Asamblea Plenaria extraordinaria, convocada la semana pasada por su Comisión Permanente, para la aprobación de las Líneas de trabajo de las instituciones de la Iglesia católica en España. Dentro de esas líneas se incluye el Plan de Reparación Integral a menores y personas equiparadas en derechos, víctimas de abusos sexuales.

La sesión ha comenzado esta mañana a las 10.00 presidida por Mons. Luis Argüello, presidente de la CEE, y en ella han participado 67 obispos. Dado el tema del orden del día, también han participado el P. Jesús Díaz Sariego OP, presidente de la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), y el Hno. Jesús Miguel Zamora FSC, secretario general.

Una vez presentadas las líneas de trabajo a los obispos de la Plenaria, ha comenzado un diálogo entre los asistentes con diversas aportaciones y propuestas. Al finalizar el diálogo, el documento con las Líneas de trabajo, que incluyen el PRIVA, se han sometido a votación estos dos documentos junto con un tercer documento que se refiere a los Criterios orientadores para la reparación integral para las víctimas de abusos sexuales a menores de edad o adultos equiparados en derecho. Los tres documentos han sido aprobados.

1.- Líneas de trabajo de las instituciones de la Iglesia católica en España

Las cinco líneas de trabajo expresan lo que las instituciones eclesiales ya están realizando e indican los principios que orientan el trabajo de la Iglesia en adelante. Son las siguientes:

Reconocer y reparar. En esta línea se encuadra el reconocimiento y la reparación simbólica a través de la adhesión al acto público de reconocimiento a las víctimas; el reconocimiento y reparación de las víctimas de abusos sexuales prescritos o en los que el victimario ha fallecido; y el reconocimiento y reparación de aquellos casos en los que la acción penal no ha prescrito. Esta línea de trabajo incluye la elaboración del Plan de Reparación Integral a los menores y personas equiparadas en derechos, víctimas de abusos sexuales.

Atender a las víctimas y/o supervivientes. La propuesta trata de asegurar la atención integral de las víctimas y/o supervivientes en particular a través de las Oficinas de Atención a las Víctimas.

Prevenir. Continuar la difusión en los centros educativos de la Iglesia de la “Guía para la prevención y reparación de abusos sexuales a menores en centros educativos” publicada por Escuelas Católicas; y trabajar en la implantación en los centros de la figura del coordinador de bienestar y protección.

Formar y sensibilizar. En esta línea se busca la formación de los profesionales en contacto con personas menores de edad en materia de violencia sexual; y la sensibilización con la difusión de las medidas de prevención y protocolos de las instituciones educativas de la Iglesia.

Informar e investigar. Mediante la promoción de estudios sobre la prevalencia de violencia sexual en la infancia y la adolescencia.

2.- Plan de Reparación Integral a los menores y personas equiparadas en derechos, víctimas de Abusos sexuales (PRIVA)

La realización de un Plan de Reparación a las Víctimas de abusos sexuales en el ámbito de la Iglesia católica fue aprobada por la Asamblea Plenaria del pasado mes de noviembre en que se aprobó también la estructura de este trabajo. El Plan ha sido elaborado por el Servicio de Asesoramiento de las Oficinas, y en él han trabajado de manera conjunta la CEE y la CONFER, con diversas aportaciones del Secretariado para Asuntos Jurídicos de la CEE y del órgano de Compliance de la CEE.

El Plan ha sido definitivamente aprobado esta mañana junto con las líneas de trabajo de las instituciones de la Iglesia católica en España y los criterios orientadores para la Reparación integral a los menores de edad o personas equiparadas, víctimas de abusos sexuales en el seno de la Iglesia católica.

La Iglesia católica en España promueve la denuncia de los abusos ante las autoridades correspondientes, confiando a la justicia ordinaria el establecimiento ordinario del marco de reparación oportuno. Pero cuando el cauce legal no es posible, por la prescripción legal del delito o por el fallecimiento del victimario, la Iglesia sostiene que toda víctima, también en estos casos, debe ser acogida, atendida y reparada de manera integral. Esto es lo que se atiende desde el Plan de Reparación Integral para las Víctimas de Abusos sexuales en el ámbito de la Iglesia.

Para su ejecución, el Plan recoge la creación de un órgano que coordinará la respuesta integral a las víctimas mediante un procedimiento no judicial. Este organismo tratará de verificar individualmente cada caso para ver la condición de los hechos y establecer el marco de reparación oportuno. La reparación parte de lo que la víctima solicita para su sanación, afecta al victimario y a la institución a la que este pertenecía y busca la reparación integral de la víctima en todos los aspectos.

La CEE y la CONFER respaldarán subsidiariamente la reparación establecida de modo que ninguna víctima pueda quedar sin la reparación correspondiente establecida por el órgano de coordinación.

Principios que informan los ejes del PRIVA

El Plan de atención y reparación a las víctimas tiene cinco ejes de los que se derivan las acciones que siguen, referidas al reconocimiento de la víctima, la reparación y la prevención.

  • La víctima en el centro de la reflexión y la acción de la Iglesia. La búsqueda de la verdad y la realización de la justicia requieren centrar la mirada en quienes han sido víctimas directas o indirectas de abusos. Se deben crear las condiciones para su acogida, escucha y atención. Se les debe ofrecer la tutela y la protección de la Iglesia, y una asistencia adecuada en todo lo que pudieran necesitar.
  • La búsqueda de la verdad y de la justicia, que se explicitan en la investigación y el esclarecimiento de los hechos, así como en el enjuiciamiento y determinación de las responsabilidades jurídicas.
  • Acción coordinada en lo que se refiere al tratamiento de los abusos sexuales en el seno de la Iglesia, de manera que las medidas adoptadas resulten similares y que la diversidad institucional no redunde en perjuicio de las víctimas.
  • Asumir los cauces de reparación, para que, tratando de dar una respuesta integral al fenómeno de los abusos, no olvidemos la reparación económica, espiritual o psicológica cuando esta sea necesaria.
  • Evitar toda revictimización, por lo que el trabajo partirá de la información que la víctima haya aportado ya, en las oficinas diocesanas, de congregaciones o del Defensor del Pueblo.

En el tratamiento jurídico de los casos de abusos, se seguirá lo establecido en la Instrucción de la CEE sobre abusos sexuales, de abril de 2023.

Propuesta de acción para la puesta en marcha del PRIVA

El Plan prevé tres campos de acción: la víctima, la reparación y la prevención.

En relación a la víctima, todas las diócesis e institutos de vida consagrada y otras instituciones eclesiales han creado oficinas de acogida, atención y acompañamiento a las víctimas de abusos en la Iglesia. En ellas se ha de procurar:

  • Acoger a las víctimas y ofrecer servicios específicos como parte de una asistencia integral.
  • Prestar orientación y asistencia legal y mejorar la información ofrecida en los tribunales eclesiásticos.
  • Dotar a las víctimas de recursos o personas que puedan acompañar y seguir los distintos procesos que quieran iniciar para poder sanar su situación.
  • Contribuir a crear entornos seguros favoreciendo que estos se desarrollen en todos los ámbitos de la Iglesia.
  • Promover una cultura de pleno rechazo hacia los abusos sexuales y crear mapas de riesgos y de daños que puedan servir de orientación a la hora de atender a las víctimas.

En relación a la reparación, el compromiso que se adquiere es:

  • La asistencia debe ser integral, según la necesidad de cada uno: pastoral y espiritual; médica, terapéutica, psicológica y social; y legal, jurídica y económica.
  • Los victimarios son los principales responsables de la reparación. Subsidiariamente, la Iglesia tiene una responsabilidad moral de reparar, cuando el agresor no pueda hacer frente a ello.
  • La reparación material puede ser: económica en forma de indemnización a partir de una sentencia; económica en especie, en forma de prestación de servicios médicos o terapéuticos; y económica en forma dineraria reconocida y asumida voluntariamente por la Iglesia al término del procedimiento establecido al efecto.
  • la Iglesia, por medio de la CEE y la CONFER, debe arbitrar los medios para que se pueda propiciar un resarcimiento de los daños ciertos y reales.
  • En ámbito canónico, la prescripción o el fallecimiento del victimario no impedirá buscar la convicción acerca de la certeza o, al menos, de un juicio de verosimilitud.

En relación a la prevención, se propone:

  • Proponer medidas y protocolos de actuación en las actividades con menores y personas equiparadas en derechos.
  • Ofrecer formación inicial sobre el tema de abusos a menores al inicio de cada curso pastoral en los diversos ámbitos de la pastoral.
  • Realizar desde la Iglesia un examen sobre las causas que desencadenan el abuso y pautas y orientaciones para la vida y misión de la Iglesia.
  • Procurar el tratamiento a los victimarios con los programas de intervención basados en la evidencia que se usan para otros abusadores por parte de profesionales de la Psicología.

Próximos pasos

Para la puesta en marcha del PRIVA se establecerá una Comisión Asesora que tendrá como objetivo evaluar cada caso de manera singular para analizar los daños causados a las víctimas y definir las vías de reparación a las entidades que deban llevarlas a cabo.

Esa Comisión estará formada por diez personas: cuatro expertos del ámbito médico forense, cuatro del ámbito jurídico y un representante de la CEE y otro de la CONFER. La Comisión podrá convocar a un representante de las víctimas o de las asociaciones que trabajan con víctimas.

La Comisión recogerá toda la información ya elaborada por las personas que han atendido a esa víctima, para no revictimizar. Con todos los datos, la Comisión ofrecerá un informe de los casos presentados, que se circunscriben a aquellos que no pueden ser juzgados por el fallecimiento del victimario o por la prescripción del delito.

La Comisión, con la ayuda de la Vicesecretaría para Asuntos Económicos, elaborará un posible baremo o sistema de valoración de los daños y perjuicios padecidos. Para ello se tendrán en cuenta los baremos propuestos por la ley civil y los criterios orientadores de otras Conferencias episcopales del entorno.

PALABRAS DE CLAUSURA DE MONS. LUIS ARGÜELLO

La Asamblea Plenaria ha finalizado con una sesión de clausura en la que el presidente de la Conferencia Episcopal ha señalado que la aprobación de estos documentos supone una llamada a la conversión, a la comunión, de lo que hemos recibido del señor de la cruz».

Mons. Argüello ha recordado que en estos años se han puesto en marcha casi 300 oficinas en las diócesis y en las congregaciones religiosas. Muchas de ellas, ha precisado, han dado el paso de ser también oficinas que acompañan en la prevención, la formación y la reparación.

Mons. Argüello ha precisado que el PRIVA que se ha aprobado esta mañana «no significa el comienzo de este trabajo» porque, «ya llevábamos tiempo trabajando». Pero «creíamos conveniente dotarnos de criterios comunes». También ha precisado que este Plan es subsidiario para «cuando se han acabado las vías judiciales.

La Iglesia, ha afirmado «mantiene la puerta abierta para escuchar a las víctimas». Con este Plan, queremos escuchar y acompañarlas. Además, ha pedido respeto a la sociedad y a las administraciones públicas porque la Iglesia en España «tiene sus reglas de funcionamiento».

«No firmamos un decreto que obligue”, ha precisado, sino “unos criterios de comunión para que las personas que crean que deben ser reparadas puedan acudir a cada diócesis y cada congregación o también acudir a una comisión asesora para que les ayude».

El presidente ha señalado que este compromiso «decidido de acompañar y reparar» brota de la responsabilidad moral y del dolor que «acogemos como propio».

Además, ha pedido perdón a las víctimas y respeto a su propio caminar. «Lo que hoy hemos aprobado – ha concluido- no ha supuesto el comienzo del trabajo de la Iglesia en España a la hora de abordar la problemática de las víctimas de abusos, pero tampoco es el final». La Iglesia «tiene las puertas abiertas para acoger a quienes quieran venir a nuestra casa. La respuesta de la Iglesia quiere ir más allá de lo que la legalidad nos pide».

PALABRAS DEL PRESIDENTE DE LA CONFER

Tras unas palabras de agradecimiento del Nuncio, el presidente de la CONFER, Jesús Díaz Sariego, OP, también ha señalado que la Iglesia viene trabajando, «por su solidaridad con el sufrimiento», desde hace varios años en todo lo relativo a los abusos sexuales a menores. Pero hoy, la Iglesia en su conjunto «da un paso grande en España». Una muestra «pública y visible», de un discernimiento común. Sin perder el objetivo, que son las víctimas, «ellas son el centro de nuestro trabajo».

También ha destacado que aún queda mucho trabajo por hacer, «pero ya partimos de una base muy desarrollada y vivida en comunión».